info@podologomostoles.es
C/ Empecinado 14
28937 Móstoles
91 614 94 93
Vaya al Contenido

Problemas Biomecánicos del pie

Una incorrecta pisada debido a problemas derivados de nuestra morfología en los pies, tales como: pie plano, valgo, pronado, cavo, varo o supinado, pueden derivar en patologías como: dolores de rodillas, dolor de espalda, fascitis plantar, neuroma de Morton o esguinces de repetición, y además pueden profundizar en una mayor deformación de los pies.
Para eliminar muchas de estas patologías es necesaria una intervención quirúrgica, pero otras muchas pueden ser corregidas con diferentes tipos de ortesis, tales como: siliconas o plantillas.
      

Estudio de la pisada

Analizamos la pisada mediante la captura de tus presiones plantares en una plataforma con sensores, lo que nos permite una mejora en el diagnóstico con respecto a la exploración física tradicional.
Una correcta solución para corregir una mala pisada, permite eliminar dolores, no sólo en los pies, también las rodillas, cadera y espalda se ven favorecidas. Mediante plantilas personalizadas se puede corregir: en los  niños los problemas incipientes, que evitaran problemas en el crecimiento, en la madurez para mayores que practican deporte o esfuerzos intensivos (como trabajar de pie), y para mayores con los problemas lógicos de la edad.

Silicona podológica

Las siliconas en podología, por su cáracter maleable, sirven para rellenar o para crear huecos entre los dedos, de manera que así se corrigen malas posiciones. También sirven para aliviar dolores cuando la posición del pie fuerza unas partes más que otras generando tensiones y dolores.

Fascitis plantar

La fascitis es la inflamación de la fascia que es la musculatura de la planta del pie. Generalmente la parte que se inflama es la más cercana al talón, por eso se puede confundir con el espolón cálcaneo. Para recuperarnos el mejor tratamiento es el descanso del pie, consulta siempre con un especialista.

Plantillas

Las plantillas interactúan entre el suelo y el pie. Su función es la de modificar nuestra pisada cuando ésta no es la correcta. Pueden ser de diferentes materiales y de diferentes densidades, obteniendo así, mayor o menor flexibildad y/o dureza, según la función de las mismas.
Regreso al contenido